Cómo tomar decisiones

Desde el momento en el que nos despertamos comenzamos a tomar decisiones. Estas suelen pasar desapercibidas porque quizás las consideramos pequeñas o cotidianas, pero lo cierto es que desde que abrimos los ojos 👀 no hacemos más que decidir cosas, como por ejemplo qué desayunar 🍽 o qué vestir 👗.

Estamos habituados a esto, pero cuando nos toca tomar otras decisiones que quizás consideramos más importantes como: Si es tiempo de mudarnos 📦, cambiar de carrera, renunciar al trabajo, comenzar aquel curso pendiente 💻, es cuando comienzan a aparecer los problemas.

Pero, ¿Sabemos hacerlo? En este artículo te explicamos cómo aprender a tomar decisiones.

¿Por qué a veces es difícil tomar decisiones?

Para algunas personas esto puede resultar sencillo, incluso algunas deciden dejarlo todo al azar 🎲, pero para otras, es un poco más complicado.

El problema acá sucede que cuando debes elegir generalmente son dos o más opciones y esto también implica que tenemos que renunciar a las otras, que quizás también tenían puntos a favor para ser elegidas. De cierta forma nos enfrentamos a una pérdida 💔 y lidiar con esto puede tener algunas complicaciones.

Cuando una de las opciones es indudablemente atractiva, no es tan complicado renunciar a las otras, pero cuando todas son buenas, nos agradan o tienen un impacto positivo, la toma de decisiones no es tan irrelevante sino que nos hace dudar y algunas veces, no nos permite dar el paso.

¿Cómo aprender a tomar decisiones?

Tomar decisiones también implica responsabilidad. Decidir algo tendrá repercusiones, que en teoría deberían ser positivas o al menos eso es lo que se espera, pero en algunos casos podría ser todo lo contrario.

La importancia de saber tomar decisiones radica en que haciéndolo, somos responsables de nuestras vidas y de lo que sucederá en un corto y mediano plazo 🍃.

Algunos tips para aprender a tomar decisiones

Estos son algunos puntos que podrían resultarte útiles:

Supera el miedo

En algunos casos, el temor a hacerlo mal suele ser algo que nos paraliza y no nos deja avanzar. Por esta razón dejamos pasar y perdemos oportunidades. Todas las decisiones implican un porcentaje de riesgo, pero quien no lo hace, puede estar perdiéndose una gran oportunidad.

Puede parecer que es difícil superar el miedo a lo nuevo, pero no es algo imposible de lograr. La psicoterapia es una excelente alternativa cuando la toma de decisiones se convierte en algo que no nos está dejando avanzar 🗣.

Acepta que podrías equivocarte

No siempre tomamos las mejores decisiones y eso no está mal, de hecho es muy común que nos equivoquemos pero debes tener en cuenta que el mundo no se detiene allí. Puede aparecer algún malestar y lo importante acá es que este no se haga muy extenso en cuanto a su duración ya que podría dar pie a la frustración.

En caso de que te sientas frustrado o con sensación de fracaso por alguna situación relacionada a la toma de decisiones, no dudes en ponerte en contacto con un profesional de la salud. Ten en cuenta que no te ayudará a elegir, pero sí te podrá ayudar a manejar todos los sentimientos y situaciones que se generen después de que tú lo hayas hecho.

La psicoterapia tiene la cualidad de trabajar con base en las decisiones tomadas por la persona, así que parte de tus decisiones y de cómo vas a manejar las situaciones dependiendo de eso 😁.

El pasado ya pasó

 A lo largo de la vida tomamos muchísimas decisiones de las cuales podríamos arrepentirnos en un futuro 🔮. Esto no está mal, pues todos nos hemos equivocado una y otra vez.

Lo importante acá es aprender de nuestras equivocaciones y procurar hacerlas conscientes para no repetirlas en el futuro, pero sabiendo que esto es una posibilidad, pues errar es una de las tantas cosas que forman parte del ser humano.

Comienza por decisiones pequeñas

Para algunos se puede complicar incluso la elección del sabor de un helado 🍦. Pero usemos este ejemplo: Cuando decides ir por un helado y consideraras varias opciones, es probable que las que tengas en mente sean conocidas por ti, ¿Por qué no decidirnos por cualquiera sabiendo que nos va a gustar? Y si se trata de un sabor desconocido, ¿Por qué no arriesgarse para ver qué puede pasar?

Analiza bien la situación para tomar decisiones mayores

Cuando se trata de otro tipo de decisiones que tienen un mayor peso, sobre todo a futuro, es conveniente hacerlo todo paso por paso 👣. Si en algunos casos nos dejamos llevar por la emocionalidad en los asuntos, otros requieren de raciocinio. Para ello puedes seguir estos pequeños pasos que te ayudarán a que sea más sencillo:

  • Lo primero que hay que hacer es anotar en un cuaderno 🗒 cuáles son todas las opciones que tienes disponibles. A veces escribir las ideas y no dejarlas solo en la mente puede ayudar a aclarar la situación sin importar cuál sea.
  • Todas tus opciones deben tener pros y contra, anota cada uno de ellos para saber cuál podría ser conveniente para ti y cuáles no tanto.
  • Además de los pros y contras, piensa cuáles de ellas generarían bienestar, felicidad y/o tranquilidad para ti. No solo ahora sino también a corto y mediano plazo.
  • Una vez que tengas todo esto, elige la opción que te parezca mejor.
  • Finalmente, disfruta del proceso y el resultado de esa decisión ✌.

 

¿En qué momento NO deberías tomar decisiones?

Existen momentos puntuales a lo largo del día y que podrían no ser los adecuados a la hora de tomar decisiones importantes y uno de ellos es durante la noche 🌃, esto es porque generalmente estamos cansados de la jornada diurna.

El cansancio tanto físico como mental no es buen amigo para la toma de decisiones y posiblemente terminemos eligiendo aquella que nos parezca más sencilla pero que al final podría no ser tan conveniente para ti.

En Astronauta Emocional 👩‍🚀somos un equipo de psicólogos dispuestos a ayudarte. En caso de que te encuentres interesado(a) en iniciar psicoterapia con nosotros, te invitamos a comunicarte con nosotros para agendar una cita.



Abrir chat