¿Qué es la terapia cognitivo conductual?

Dentro de la psicología existen distintas corrientes aplicadas a la psicoterapia. Aunque el fin de todas suele ser el mismo, la técnica para llegar a ese resultado es distinta. 

A la hora de iniciar psicoterapia lo ideal es que el psicoterapeuta te haga saber cuál es la corriente con la que trabaja y proporcionarte una breve explicación. Esto podrá darte una idea 💡 de cuál será su método de trabajo, cómo podrá ayudarte con tu caso y sobre todo si el tipo de terapia con el que trabaja se adapta a lo que estás necesitando.

Si estás buscando opciones en psicoterapia, quizás la terapia cognitivo conductual pueda ser una excelente alternativa para ti. A continuación te presentamos ¿Qué es? ¿Cómo funciona? Y algunos otros puntos de importancia que te permitirán conocer este tipo de terapia ✨.

¿Qué es la terapia cognitivo conductual?

Para definirla, empecemos con que está formada por dos palabras: “Cognitivo”, que quiere decir que puede hacer que haya cambios en la forma de pensar 🧠 y “Conductual”, que permite lograr cambios en cómo se actúa (La conducta).

Otra de sus características es que se abordan problemas puntuales, es decir esta terapia está enfocada en lo que sucede ahora y no se centra en los síntomas del pasado ⌛. Lo cual resulta una gran ventaja a la hora de resolver conflictos muy puntuales que están afectando el día a día.  

La psicología clínica cuenta con diferentes tipos de intervenciones, pudiendo así tratar distintas patologías. La cantidad de propuestas para cada caso es bastante amplia y todas ofrecen buenos resultados. Pero esto más que todo dependerá del caso y de cómo sea abordado.  

La eficacia de la terapia cognitivo conductual cuenta con soporte científico y es perfectamente adaptable a diferentes tipos de problemas que puedan presentar los pacientes, pudiendo así mejorar y superar las situaciones que los estaban afectando.

¿Cómo funciona?

Partiendo de que se pueden hacer cambios positivos tanto de la manera de pensar como de la conducta, la terapia cognitivo conductual se encuentra orientada hacia las acciones y el entorno, interviniendo así en pensamientos 🧠 y actos.

Si bien tiene aspectos que parten de una corriente conocida como “conductismo”, tengamos en cuenta que no se trata de lo mismo. En la terapia cognitivo conductual se actúa en los dos aspectos que comprende (pensamiento y conducta).

También lo que se busca es un desglose de problemas en distintas partes para que el paciente logre hacer conexiones y descubrir en qué forma le está afectando. Cuando tienes un problema grande, normalmente este está compuesto por pequeñas partes, verlas por separado puede ser una forma mucho más sencilla de entenderlo y así, trabajarlo.

¿Cómo es la terapia?

Aunque cada terapeuta tiene su método de trabajo, en general, se trabaja de esta forma:

    • Las sesiones pueden ser llevadas a cabo de forma semanal o quincenal y pueden comprender un tiempo de 50 a 60 minutos ⌚.
  •  
    • Normalmente, son de 12 a 24 sesiones, pero dependiendo del caso, este número podría ser mayor. A diferencia de otras terapias como el psicoanálisis que puede durar muchos años, la cognitivo conductual se caracteriza por establecer un método de trabajo puntual. Esto se traduce a de seis semanas a seis meses en promedio 📆.
  •  
    • Las primeras sesiones servirán para que el terapeuta evalúe el caso y pueda considerar si el tipo de terapia será eficiente para llevarlo a cabo.
  •  
    • Es el paciente quien toma la decisión sobre lo que necesita trabajar, será él quien lleve su problema a la terapia.
  •  
    • Existen muchos métodos que servirán para complementar las sesiones con el terapeuta. Uno de ellos puede ser el uso de un diario 🗒 que servirá para identificar pensamientos, conductas o emociones.
  •  
    • Si existen pensamientos que puedan ser perjudiciales, el terapeuta ayudará a que el paciente los identifique y los pueda cambiar.
  •  
    • Generalmente se continúa cada sesión a partir de lo que se habló en la anterior.
  •  
    • Lo que se haya aprendido durante el tiempo que duren las sesiones será de muchísima utilidad para el futuro, pues el paciente podría seguir aplicándolo en su día a día.

¿Para qué es útil y cómo puede ayudarte la terapia cognitivo conductual?

Si estás experimentando algo de esto, esta terapia podría ayudarte a tratarlo:

  • Depresión.
  • Trastornos alimenticios 🍽.
  • Estrés postraumático.
  • Duelos💔.
  • Trastornos adaptativos.
  • Adicciones 🍷.
  • Trastornos del sueño 💤.
  • Trastornos de personalidad 👥.
  • Problemas familiares 👩‍👩‍👦
  • Problemas de pareja 👩‍❤️‍👨.

La terapia cognitivo conductual podrá ayudarte a comprender la forma en la que operan tus pensamientos y cómo están relacionados con tus emociones y con tu conducta.

Se ha comprobado que es sumamente eficiente para tratar casos de ansiedad y depresión, tanto para casos moderados como para los más difíciles. Si te encuentras pasando alguna situación como las que mencionamos anteriormente o por algo similar, este tipo de terapia podría resultarte útil.

Una vez que haya finalizado mi proceso, ¿Puedo volver a necesitar terapia?

En la vida pueden presentarse múltiples situaciones y no siempre agradables, algo que hayas vivido muy puntual (como un duelo, una pérdida o un enfrentamiento a algo nuevo) puede nuevamente desencadenar la ansiedad, la depresión o el problema por el que asististe a terapia con anterioridad.

La ventaja de haber hecho este tipo de terapia es que en un futuro podrás aplicar las técnicas que aprendiste en ella, pudiendo así sobrellevar y atacar los síntomas. Sin embargo, estos podrían necesitar nuevamente una intervención por parte del terapeuta.

Si vuelves a sentirte abrumado o crees que se están repitiendo situaciones anteriores, siempre puedes retomar. Incluso si aparecieron nuevos problemas y crees que necesitas un acompañamiento profesional, siempre puedes iniciar psicoterapia.

Si hay algo muy importante que destacar de la psicoterapia es que quien la hace, no vuelve a ser la misma persona. Sino que se convierte en alguien que ha logrado conocerse un poco a sí mismo, que ha identificado conductas o pensamientos que podrían estar haciéndole daño y sobre todo, es alguien contará con herramientas que le permitirán una mejor resolución de problemas a futuro ❤.

Si te encuentras interesado en comenzar este tipo de terapia, comunícate con nosotros para agendar una cita.



Abrir chat