Terapia psicologica

8 Mitos sobre la psicoterapia

¿Has escuchado que a psicoterapia sólo asisten personas enfermas, “locas” y/o tristes? ¿Que los psicólogos pueden decirte qué hacer para tener una mejor vida? ¿Que asistir a terapia se trata únicamente de estar tumbadx ante una persona para hablar sobre su infancia? ¿Que todxs los psicoterapeutas son iguales? seguramente muchas; esto debido a la forma en que la sociedad ha direccionado el tema de la salud mental al abordar distintas condiciones humanas, por esta razón, este escrito tiene la finalidad de desmontar algunos discursos cotidianos sobre la psicoterapia que han sido promovidos por prejuicios y malentedidos.

En primer lugar, es importante destacar que tomar la iniciativa de ir a psicoterapia puede llegar a ser un reto, se trata de una decisión de responsabilizarse en tomar las riendas de muchas situaciones que nos atraviesan. Y hablo en primera persona del plural porque es un ejercicio que a todxs nos interpela de una u otra manera, sin embargo, para algunxs puede llegar a ser todavía más complicado si se toman en cuenta varias ideas erróneas que giran en torno a ella.

Antes de empezar, es importante recalcar que todxs tenemos aproximaciones sobre qué es la psicoterapia, incluso podemos llegar con esa creencia en la primera sesión o considerarlas al momento de tomar o no la decisión de acudir; muchas de ellas son acertadas y otras no, implicando que podamos alejarnos de la oportunidad de tener ese encuentro para conocerse a sí mismo y todo lo que involucra un posicionamiento profundo sobre nuestro transitar en el mundo, así que si este ha sido tu caso, te invito a reflexionar sobre estos discursos.

Aquí te comparto algunas de las ideas más frecuentes

8 Mitos sobre la psicoterapia

  1. “La psicoterapia te dará la felicidad”. – La terapia no proporciona necesariamente felicidad ya que hablamos de un estado complejo y esporádico como cualquier otra emoción. Al momento de abrir tus historias, deseos, experiencias, aspiraciones, ilusiones y frustraciones se abre una caja de emociones y sensaciones, mismas que te acompañan a lo largo de tu vida, sólo que con la diferencia de darle lugar a cada una de ellas al identificar la intensidad y durabilidad en diferentes situaciones, problemas o contextos.

 

  1. “La terapia sólo sirve para que te den consejos y te digan qué hacer”. – Una de las creencias más comunes es pensar que los psicoterapeutas/analistas dan consejos, aforismos o leyes sobre cómo vivir de la mejor forma. Y con esto no quiero decir que sea algo malo, todas las personas tenemos la capacidad de escuchar y emitir consejos, sólo que esto no define el proceso terapéutico. Así que partiendo de que no existe un manual de vida con instrucciones sobre qué hacer, esperar a que el terapeuta e incluso cualquier persona te diga qué hacer, resulta perjudicial. Lo ideal es que analices tu incidencia en el mundo y que logres responsabilizarte de tus acciones, mismas que a veces son difíciles de identificar. En este sentido, el/la terapeuta es el eslabón que te guiará para que tú puedas encontrar tus propias respuestas. A diferencia de cualquier plática que tienes con tus amigxs, familiares y/o conocidxs, un terapeuta se rige de un código ético y la preparación epistemológica al momento de intervenir.

 

  1. Debe haber cambios desde la primera sesión”. La psicoterapia es una apuesta para poder profundizar, direccionar o planificar cualquier objetivo. El motivo de consulta siempre es personal, por esta razón, no existe un método que pueda asegurarte que desde la primera sesión tendrás los resultados esperados, se trata de tiempo, dedicación, confrontación y asimilación. Cada proceso es distinto y hay resultados que pueden llegar a tardar en salir. Eso sí, los cambios los notarás tú e irán encaminados a tu deseo, no al de los demás.
Terapia cognitivo conductual mitos
  1. Me tengo que llevar bien con mi psicoterapeuta”. No necesariamente te debes llevar bien con tu terapeuta, sólo que sí es importante que no sea un tema el cual  te imposibilite a profundizar en tus objetivos. Como cualquier profesionista, es una persona con interés, impresión y formación, por tanto, si no te sientes a gusto, puedes cambiar de terapeuta y enfoque. No todos trabajan de la misma forma.

 

  1. “El terapeuta debe hacerse cargo del problema”. Es muy común que las personas que acuden a un servicio psicoterapéutico aborden un problema y esperen a que el terapeuta lo “resuelva”, lo cual es complicado y hasta antiético. Puede ser mucha la angustia, el miedo y la duda al momento de iniciar un proceso, además de la carga de energía que se deposita al tocar temas profundos y que posiblemente no hayas tenido la oportunidad de externar con anterioridad. El terapeuta únicamente será esa luz que te guiará a que logres tomar las riendas de tus problemas.

 

  1. Todos los procesos terapéuticos son iguales”. Es imposible que todos los procesos se lleven de la misma forma. Así como todas las personas son distintas, lo mismo sucede con la dinámica terapéutica. No sólo influye la apuesta por apalabrar los motivos que ocasionaron esta decisión, tiene que ver el proceso de asimilación, la temporalidad, el motivo de consulta, la resistencia que puedes llegar a tener, el enfoque del terapeuta y tu desenvolvimiento personal.

 

  1. La terapia debe cambiar a mi hijx, pareja, padres, etc”. Por mucho tiempo se ha utilizado a la Psicología y áreas afines como instrumentos para mantener un orden social; a pesar de que la psicoterapia se ha desprendido de esta óptica y se circunscribe a todo un código deontológico, existe ideas asociadas a funciones que van desde adoctrinar, transformar o “normalizar” a las personas con lo socialmente esperado; por consiguiente se recurre a la psicología para incitar en el cumplimiento de roles impuestos por los ejes identitarios, no obstante, es menester mencionar que la psicoterapia debe ser una práctica de escucha encaminada a trabajar en el deseo de la persona que recurre a este proceso, no de toda la demanda social que exige cierta funcionalidad.

 

  1. La psicoterapia es únicamente para tratar trastornos de la salud mental”. La psicoterapia tiene muchas funciones y hay diferentes enfoques con estilos de abordaje. Creer que sólo las personas que tienen alguna afección, ya sea bioquímica, fisiológica y/o neurológica deben ir a terapia, es uno de los errores más comunes, además de que hay una malversión en muchos contextos al decir que la psicoterapia es para locxs. Parte de esto se debe a la difusión mediática e histórica. Afortunadamente, cada vez más existen escenarios, plataformas y espacios para desmontar estas creencias perniciosas para que más personas se puedan beneficiar y darse la oportunidad de trabajar en cualquier situación que obstruya su transitar por la vida.

 

Antes de finalizar, es importante mencionar que acudir a psicoterapia tampoco es cuestión de hablar del pasado. En cambio, pueden ser varios los motivos que te encaminen a trabajar cualquier proceso terapéutico. La experiencia es personal y la única forma de procesarlo es permitiéndote vivir este proceso que implica apalabrar tus historias y crear  nuevos sentidos de ser, estar y desear.

 

Astronauta Emocional es un centro psicoterapéutico formado por psicó[email protected] súper cool con amplia experiencia en terapia psicológica de pareja que trabajarán para que puedas conectar con tus emociones. Nuestro servicio es presencial u online.

Mándanos un WhatsApp al (+52 55 8957 1984) o  ¡Contáctanos aquí! 



Abrir chat