¿Cómo salir del clóset?


La comunidad LGBTQ+ 🏳️‍🌈comienza por ganar más espacios para hablar de muchos factores psicosociales en los cuales se encuentran entrelazados el vivir en una sociedad machista y homofóbica. Por esta razón, el tema de la salida del closet se ha convertido en un acto importante para muchas personas al romper con la heterosexualidad obligatoria y un primer paso para vivir públicamente una vida fuera de los marcos legítimos de la sexualidad, sin embargo, al ser un proceso único, personal y arraigado al contexto social donde se desenvuelve la persona, nos lleva a contemplar varias cuestiones que no resultan nada fácil, por lo que este texto intentará responder a esta pregunta ¿Cómo salir del closet? al contemplar diversas dificultades por las cuales muchxs jóvenes e incluso gente adulta ha decidido seguir dentro del armario. Si te has preguntado alguna vez cómo dar este paso o conoces a alguien en ese proceso, este texto podría ayudarles. 🧡

¿Por qué el closet y no otro lugar?

El closet siempre ha sido un lugar encerrado, oscuro y apartado dentro de las dimensiones de los hogares, un espacio íntimo en la vida de las personas donde generalmente se ocupa para guardar materiales como ropa, zapatos, objetos personales y/o uno que otro secreto. Algunos son grandes, otros pequeños y desafortunadamente muchas personas no cuentan con uno. Al encontrarse en el lugar más recóndito, solitario y silencioso, se convirtió en el mejor recurso para hablar sobre la interiorización de muchos sentimientos y emociones que se viven dentro de una sociedad heterosexual, no obstante, siempre por el primer filtro que es el hogar.

Algunas personas cargan el closet para evitar burlas, rechazos, discriminaciones y hostilidades que los han posicionado en situaciones embarazosas y adversas frente a los demás. A pesar de que se ha cuestionado y visibilizado dentro del desenvolvimiento social el machismo; la homofobia, lesbofobifa y transfobia que ha lastimado e incluso matado a muchas personas que deciden expresarse fuera del marco de la heterosexualidad, sigue existiendo una respuesta contraproducente que hace dudar a personas de la comunidad LGBTQ + sobre su estabilidad, bienestar y seguridad, optando por no salir del closet al sentirse protegidos.

En ocasiones, hacer que la salida del closet se vuelva un imperativo, es seguir vulnerando a muchas personas que no cuentan con las redes de apoyo, los recursos sociales, políticos y económicos para poder llevar una vida sustentable. Cabe destacar que lo ideal es que la salida del armario sea asequible para todxs y, para eso, es fundamental entender que cada quien vive su proceso de asimilación de manera distinta, ya que las condiciones sociales son, en ocasiones, un factor de facilitación  y otras de obstaculización. Por eso es crucial entender que cada quien sabe cuál es el momento idóneo de dar este paso.

Algunos tips para salir del clóset .

Bajo estas circunstancias se vuelve complicado hablar de manera general y universal sobre cómo salir del closet debido a que todos vivimos en escenarios distintos y es valioso conocer las implicaciones de manera contextual y personal; por tanto, he articulado algunas recomendaciones que pueden ayudarte para facilitar este paso y al mismo tiempo transformar las condiciones a tu favor. 

 

1.- Cuestionar toda esa culpa que has sentido.- Antes de salir del closet, es importante que primero dejes de sentirte culpable por no llevar a cabo cualquier proyecto de vida que te han impuesto. Todxs somos diferentes y el hecho de sentir una atracción erótica, sentimental o afectiva por una persona o varias de tu mismo sexo no es malo. Así que empieza por aceptarte y reconocer que eres únicx, valiosx y que tu preferencia sexual no define quién eres.

2.- Escucha testimonios de personas LGBTQ+ .– A veces el vivir tanto tiempo encerrados, hace que sigamos inmersos en el único panorama que tenemos escuchando discursos homofóbicos y veamos cada vez más difícil la salida, sin embargo, también hay más espacios de visibilidad en la comunidad, por lo que te recomiendo escuchar experiencias y testimonios. El hecho de conocer personas con esta misma situación, te hará sentir confianza al ver que no eres el únicx enfrentando esta situación. 

3.- Analiza tus alianzas.- Dentro de todo este proceso de socialización heterosexual, seguro hiciste amistades con las cuales te sentiste en confianza por uno u otra razón. Comienza a ver esas amistades o familiares que han estado contigo y plantéate ese momento en el cual te sientas segurx para contárselo. Lamentablemente todavía existen personas que no lo entenderán, pero considera que también hay otras que sí. En este camino seguirás encontrando aliados o amigos de la comunidad. Así que contempla quién será la primera persona a la que se lo dirás.

4.- Aléjate de las personas que te cuestionan o te hacen sentir mal.- A veces se vuelve costumbre estar rodeado de burlas, rechazo o sentirse  triste por no cumplir las exigencias del mundo heterosexual, lo cual no debes normalizar. Crea los espacios donde te sientas a gusto y rodéate de gente que te haga sentir bien. Recuerda: Cada vez hay más personas que salen del closet y también aliadxs y amigxs dispuestos a acompañarte. Asimismo, es conveniente entender que no todos tienen porque saberlo, sólo tú sabes a quién decírselo y debe ser respetable.

5.- Acércate a grupos o personas LGBTQ.- Existen grupos de acompañamiento creados en posibilitar encuentros y colectivos LGBTQ+ al contar sus experiencias de manera pública. Sentir esa compañía, similitud en las vivencias, abrazos y cariño, te hará sentir más fuerte y convivir en espacios donde las experiencias situadas se vuelven un motivo de orgullo y no de odio como te lo han hecho sentir.

Aquí te comparto algunos grupos de acompañamiento o páginas donde suben contenido que podría ayudarte:

    1. Yaaj México
    2. Colmena 41
    3. Homosensual
    4. Escándala

 

6.-  Busca un acompañamiento terapéutico.- Sabemos que esta decisión puede llegar a ser difícil, sobre todo cuando hay  violencia en varios espacios sociales. Por consiguiente, el hecho de que busques ayuda psicológica te ayudará a trabajar todas estas secuelas emocionales y sentimentales que has estado enfrentando, incluso si consideras que no cuentas con redes de apoyo. De preferencia acércate a terapeutas especializados en temas LGBTQ +.

Para finalizar, hay que entender que salir del closet es un proceso personal. No hay prisa ni mucho menos debe ser una imposición. Cada persona vive esta travesía a su manera y no es una obligación decírselo a todxs. No olvides que este proceso no definirá quién eres, pues es sólo un paso para relacionarte de manera más abierta en la sociedad.

Si te interesa seguir profundizando sobre la diversidad sexo-genérica, te recomendamos el texto Diversidad sexo-genérica: qué es y cómo se expresa



×