Enfoques Terapéuticos de Astronauta Emocional

Contamos con personal capacitado en la identificación de la mejor alternativa terapéutica para ti.

Terapia Cognitivo – Conductual

La Terapia Cognitivo – Conductual también conocida como TCC, es una de las terapias más eficaces y estructurada dentro de las corrientes terapéuticas.

El objetivo central es la CONDUCTA en sus distintos niveles: conducta observable (acciones), pensamiento (cognitivo), emociones y reacciones psicofisiológicas.

Método de trabajo

En la Terapia Cognitivo – Conductual el trabajo colaborativo entre el terapeuta y el consultante es primordial, por lo tanto, las estrategias de intervención requieren de la participación de ambas partes.

Se utilizan ejercicios dentro y fuera de la terapia que se relacionan con el problema central, tareas en casa que ayudarán al avance y construcción de cada sesión, el diálogo orientado a conocer y modificar cómo la persona percibe y abstrae el problema que vive, estrategias personalizadas para la búsqueda de soluciones a obstáculos que se presentan en el proceso terapéutico, etc.

Objetivo

El objetivo de la intervención es el cambio conductual, cognitivo y emocional, modificando o eliminando la conducta considerada molesta o disfuncional y enseñando conductas saludables de acuerdo a las necesidades de cada individuo.

Aunque en la TCC es común hablar sobre toda la historia de vida de los consultantes, su foco de trabajo se centrará en el presente: en el aquí y ahora, cómo lo que vive una persona en su día a día está causándole problemas o malestar y trabaja sobre ello para modificarlo.

Características

La TCC plantea un plan de tratamiento estructurado compuesto por la siguientes fases con un nùmero aproximado de 12 sesiones (aunque para cada caso se pueden adaptar):

  1. Evaluación: entrevista, instrumentos, registros conductuales
  2. Propuesta de plan de tratamiento: el terapeuta realiza una propuesta basada en los resultados de la evaluación y acuerda con el consultante los objetivos y metas a trabajar.
  3. Psicoeducación: enseñarle al paciente qué es la TCC y una explicación general del problema actual visto desde este enfoque terapéutico
  4. Tratamiento o intervención: aplicación de las estrategias necesarias para el cumplimiento de los objetivos previamente propuestos
  5. Cierre: se da cuando se cumplen los objetivos y metas. Se propone un plan de prevención de recaídas
  6. Seguimiento: el terapeuta y el consultante acuerdan verse cada determinado tiempo (1 sesión cada número de semanas o meses) para monitorear que los objetivos aùn se cumplan. En caso de no ser así, es viable retomar el proceso terapéutico.

¿Para qué problemas se recomienda?

La TCC se basa en la evidencia generada por la psicologìa científica sobre la eficacia y efectividad de sus estrategias y afortunadamente ha demostrado útil para el tratamiento de:

-Distintos problemas psicológicos, algunos de ellos son: ansiedad, depresión, manejo del estrés

-Problemas de adaptación a cambios derivados de problemas de salud, entorno laboral, cambio de residencia al extranjero.

-Problemas relacionados con hábitos (sueño y alimentación).

-Consumo de sustancias.

-Problemas interpersonales o relacionados con la interacción social, etc.

Terapeutas con formación en este enfoque

Montserrat Martínez

MAESTRÍA EN PSICOLOGÍA

Jorge Bazan

MAESTRÍA EN MEDICINA CONDUCTUAL

Dalia Jardines

MAESTRÍA EN PSICOLOGÍA

María Rivas

MAESTRÍA EN TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

Liz Garcia


PSICOLOGA CLINICA