Una mujer platicando con otra

A propósito del día mundial para la prevención del suicidio

Se acerca el día  Mundial para la prevención del suicidio, 10 de septiembre, este es un problema de salud mental grave que se puede prevenir, sin embargo son muchos los factores que se combinan para que una persona llegue a esta decisión.

El intento de suicidio, junto al suicidio, son las dos formas más representativas de esta conducta, aunque no las únicas. La ideación suicida abarca un amplio campo de pensamiento:

El deseo de morir (“La vida no merece la pena vivirla”, “Yo lo que debiera es morirme”, etcétera). La representación suicida (“Me he imaginado que me ahorcaba”). La idea de autodestrucción sin planeamiento de la acción (“Me voy a matar”, y al preguntarle cómo lo va a llevar a efecto, responde: “No sé cómo, pero lo voy a hacer”). La idea suicida con un plan indeterminado o inespecífico aún (“Me voy a matar de cualquier forma, con pastillas, tirándome delante de un carro, quemándome”). La idea suicida con una adecuada planificación (“He pensado ahorcarme en el baño, mientras mi esposa duerma”). Se le conoce también como plan suicida. Sumamente grave.(Pérez, 1999)

Es un mito pensar "Solo quiere llamar la atención"

Se invita a que, ante un intento de suicidio, no se llegue a la conclusión de que “solo quería llamar la atención”, y minimizar el evento, hay que llegar a la raíz de este intento con ayuda de un profesional de la salud, así como de una red de apoyo familiar que le de la importancia necearía a este evento.

Para los niños, niñas y adolescentes, al igual que en los adultos, esta acción no solo representa un deseo de morir, sino que es el resultado de un último recurso para escapar de un gran malestar. Con los niños, niñas y adolescentes, existen varios factores que pudieran afectarles tales como los cambios hormonales, crisis familiares, económicas, el aumento de sus responsabilidades, etc. Dado a todos los factores que pudieran aparecer como causas, no se puede especificar exactamente una sola y en ocasiones estos eventos ocurren como simples detonantes.

Motivos que llevan al acto suicida.

 Entre los motivos que llevan al acto suicida en la niñez podemos encontrar los siguientes:

  • Presenciar acontecimientos dolorosos (divorcio, separación, muerte de un ser querido).
  • Problemas con las relaciones paterno-filiales.
  • Problemas escolares.
  • Llamadas de atención de padres o maestros con carácter humillante.
  • Búsqueda de afecto y atención.
  • Agredir a otros.
  • Deseos de reunirse con un ser querido fallecido 

Para un adolescente, se podrían determinar los siguientes factores de riesgo:

  • Infancia problemática
  • Recrudecimiento de problemas previos, con la incorporación de los propios de la edad (cambios somáticos, preocupaciones sexuales, nuevos retos en las relaciones sociales y en el rendimiento escolar, etcétera)
  • La etapa previa al intento suicida, que se caracteriza por la ruptura inesperada de relaciones interpersonales. (Barra, 1989)
 

Los factores de riesgo suicida en la adultez estarán conformados por los que se arrastran desde la infancia y la adolescencia más aquellos inherentes a esta etapa de la vida. 

¿Cómo podemos estar alerta ante algún cambio en alguno de nuestros familiares o amigos cercanos?

 A veces parecerán un poco burdas estas recomendaciones, ya que son situaciones que no necesariamente pudieran terminar en un suicidio, sin embargo SIEMPRE es importante tomarlas en cuenta y estar muy atentos a lo que escuchamos, vemos y sentimos respecto a un familiar.  Estas son algunas características que nos podrían poner en alerta sobre algún comportamiento de riesgo:

  • Cambios en la conducta.
  • Irritabilidad y mal genio.
  • Falta de sueño.
  • Baja en el rendimiento.
  • Falta de energía.
  • Cambios en el apetito.
 

Si observas alguno de estos comportamientos, sumando a los factores de riesgo, no dudes en acercarte a un profesional de la salud, generalmente esta conducta está asociada a eventos depresivos mayores, trastornos de personalidad, ansiedad generalizada, entre otros. Quienes trabajamos con este tipo de pacientes para prevenir conductas inapropiadas como el suicidio,  trabajamos de la mano en acompañamiento medico con un psiquiatra o paidopsiquiatra, así como de la red de apoyo familiar del paciente.

Astronauta Emocional es un centro psicoterapéutico formado por psicó[email protected] súper cool con amplia experiencia en terapia psicológica de pareja que trabajarán para que puedas conectar con tus emociones. Nuestro servicio es presencial u online. ¡Contáctanos aquí! 



Abrir chat