¿Cómo manejo la ansiedad por comer?

Muchas personas y sobre todo aquellas que están atravesando un periodo de estrés o que tienen preocupaciones en exceso, terminan por padecer de ansiedad y en ocasiones intentan calmarla con agentes externos como la comida, pero esto poco a poco se convierte en un círculo vicioso en donde no hay alivio, sino que todo se repite una y otra vez.

Uno de los problemas con esto es que generalmente esta comida no suele ser la más sana y a largo plazo, esto trae consecuencias a la salud, como una mala alimentación, deterioro o sobre peso.

Hoy te presentamos algunas formas para manejar la ansiedad por comer.

Tips para manejar la ansiedad por comer

Ingiere líquidos

Beber líquidos te ayudará a conseguir una sensación de saciedad. Puedes tomar agua o incluso preparar infusiones  como valeriana u otras plantas relajantes que también te ayudarán con la ansiedad. Si ya has hecho la respectiva comida del momento y a los pocos minutos sientes que quieres comer de nuevo y no es necesario, puedes probar con beber un vaso con agua.

Recuerda que es indispensable beber al menos seis vasos de agua al día y que a menudo la sed puede confundirse con hambre.         

Evita la cafeína

Las bebidas como el café, las energizantes e incluso el chocolate cuyo componente principal es la cafeína, suelen ser sobre estimulantes. Lo que ayuda a elevar los niveles de adrenalina y a mantener la sensación de ansiedad.

Cuando se es propenso a la ansiedad o a los estados nerviosos, no es conveniente consumir nada que pueda dispararlos Muchas personas en vez de consumir alimentos para saciar la ansiedad, lo hacen con el café. Beben y beben tazas de café de forma diaria sin saber que esto puede afectarles de diferentes formas y en vez de mejorar, su ansiedad pudiese verse peor.

Consume alimentos ricos en fibra y reduce el azúcar

La fibra es indispensable para la dieta diaria. Al ingerirla te sentirás saciado, lo cual disminuirá la sensación de hambre y de ansiedad. Consume frutos secos, arroz integral, frutas o snacks saludables. Otro punto a tener en cuenta es que los alimentos que contienen azúcar generan una sensación de saciedad temporal, pero a las pocas horas vuelve la sensación de hambre, para ello sustituye los dulces por alimentos ricos en proteína.

Incluye el Omega 3 en tu dieta

El omega 3 ya sea en alimentos o en cápsulas es un complemento ideal para el día a día. Lo puedes encontrar en algunos pescados y frutos secos. Estudios han demostrado que los ácidos grasos poliisaturados pueden disminuir los síntomas de la ansiedad además de proporcionar otros beneficios a la salud mental.

Tómate tu tiempo para comer

La hora de comer debe ser sagrada para todos, así que come sin prisa y disfruta del momento. Mastica con calma y toma bocados pequeños. Tu digestión mejorará y te sentirás mucho más saciado. Si comes de forma acelerada te sentirás lleno mucho más rápido y consumirás menos cantidad de comida. Por lo tanto, es probable que al poco tiempo y antes de hacer la otra comida ya sientas hambre.

Haz ejercicio

Es indispensable hacer ejercicios  para mantener el cuerpo y la mente en forma. Más que lograr un cuerpo atlético, la función del ejercicio es reducir tensiones, estrés y ansiedad. Prueba con caminar 15 minutos al día, puedes hacerlo en cualquier momento, incluso dando un paseo con tu mascota.

Si no quieres moverte de casa, puedes hacer una rutina de yoga o pilates. Se ha comprobado que el ejercicio ayuda a mejorar la calidad de vida y a reducir los síntomas de la ansiedad.

Toma conciencia de tu respiración

Aprender a respirar de forma correcta te ayudará a disminuir los síntomas de ansiedad. La meditación y el yoga  también son excelentes actividades ya que en ambas la forma de respirar es especial. Puedes hacerlo en casa por ti mismo y también buscar tutoriales sobre ejercicios de respiración; practicarlos a menudo será beneficioso.

Haz varias comidas al día

No es recomendable comer solamente tres veces al día, sobre todo, considerando la cantidad de horas que pasan desde una comida hasta la otra. Para solucionarlo, fracciona la dieta de forma que puedas comer cada tres o cuatro horas. Que sean tres comidas fuertes y que las otras sean meriendas saludables.     

Duerme lo suficiente  y en los horarios correctos

Quedarse despierto hasta tarde hace que revisar el refrigerador y la cocina resulte muy tentador. Y seamos sinceros, nadie se prepara una ensalada a media noche. La primera opción siempre es algo poco saludable, fácil de preparar y con exceso de calorías.

Descansar de forma adecuada hará que tengas una mejor calidad de vida, mientras que dormir en la noche  y durante las horas correctas evitará estos asaltos al refrigerador en horas no apropiadas.

Además de que dormir bien evitará desequilibrios hormonales que provoquen esa sensación de hambre permanente y de poca saciedad.

Conéctate con otras personas

Hacer planes con nuestros seres queridos mejora los vínculos y nos ayuda a sentirnos más seguros. Es probable que estando en compañía de otros aunque sea de forma virtual  no sientas que deberías estar ocupando ese tiempo en comer.

Sucede mucho que el tiempo libre y mal invertido hace que queramos ocuparlo en algo que nos llene; en este caso en comer. Organizarnos, tener rutinas y distraernos con otras personas ayudará a evitarlo.

Comienza psicoterapia

Muchos de los malestares del cuerpo tienen un origen psicológico. La ansiedad es un estado que nos afecta de forma física y que interfiere con nuestro día a día. Hablar con un profesional acerca de todo lo que te está pasando puede ser una forma de encontrar la raíz del problema.

Más allá de tratar de calmar los síntomas, lo ideal sería saber por qué aparecieron y qué es aquello que desencadena las ganas de comer por ansiedad. Iniciar un proceso psicoterapéutico te ayudará a conocerte a ti mismo y podrás obtener herramientas para lidiar con la ansiedad.

En Astronauta Emocional estamos para escucharte. Si sientes que estás padeciendo de ansiedad, te invitamos a comunicarte con nosotros, nuestro grupo de psicólogos podrá orientarte.

¿Cómo manejo la ansiedad por comer?



Abrir chat