¿Qué es el duelo y cómo afrontarlo?

¿Qué es el duelo y cómo afrontarlo? Aquel que tú crees que ha muerto, no ha hecho más que adelantarse en el camino. -Lucio Anneo Séneca

 

Perder a un ser querido, puede convertirse en el inicio de un proceso muy doloroso y personal. No obstante, esa etapa en donde se debe ir aceptando esa pérdida o esa ausencia. Y es normal que pueda ponernos en confrontación hasta con nosotros mismos. Pasando así, por un gran número de emociones y momentos complicados.

 

¿Pero qué es el duelo y cómo podemos afrontarlo en caso de vivirlo? Este artículo lo dedicaremos exclusivamente a este tema y te daremos las herramientas para afrontar el duelo.

 

Continúa leyendo…

 

¿Qué es el proceso de duelo?

 

El proceso de duelo suele ser aquella etapa en donde es necesario el poder adaptarse a una pérdida. No obstante, es habitual que el duelo sea asociado con la muerte. Aunque este también puede hacer referencia a la pérdida de un empleo o rol, e incluso, a una ruptura sentimental.

 

En efecto, podemos decir que el duelo es una herida que se produce cuando perdemos algo. Y dicha herida necesita tiempo y tratamiento para que cicatrice de la forma correcta. De hecho, cuando el duelo no es tratado como debe ser, esa herida puede permanecer abierta y nos causará dolor durante largo tiempo.

 

Asimismo, es importante resaltar que para que el duelo pueda ser superado, es preferible que se viva de forma individual, ya que los síntomas en cada persona pueden variar. Sin embargo, también debemos agregar que muchos de los síntomas son comunes, como, por ejemplo: 

 

  • La culpa.
  • El miedo.
  • La confusión. 
  • La negación. 
  • La tristeza.
  • La ansiedad, entre otros.

 

Si durante nuestras vidas sufrimos alguna experiencia de interrupción de algo o una pérdida que no puede ser reemplazada, podríamos vivir un duelo. Y la forma en que la que nos enfrentamos a esta situación, es lo que conocemos como la elaboración del duelo. Y consiste en adaptarse a esta nueva situación que se vivirá a partir de ahora.

 

¿Cuáles son las 5 etapas del duelo?

 

Si bien es cierto que cada persona vive un proceso de duelo único. Pero existen algunas fases que poco a poco deben ser superadas. Y aunque no siempre se dan todas al mismo tiempo, hay 5 que suelen ser las más frecuentes:

 

  • Negación

Ante una situación fuerte, la primera reacción es la incredulidad. Negar es una de las formas de no afrontar la realidad, o al menos no hacerlo por un periodo de tiempo. Es por ello que pueden aparecer frases como: “No es posible”, “No puede ser cierto”, “No es justo que esto me esté pasando a mí”.

 

De hecho, la noticia puede causar tal impacto que incluso puedes sentirte bloqueado, hasta el punto de no poder pensar o escuchar claramente.

 

  • Enojo, ira o indiferencia

Una vez que se haya superado la fase de negación, podría aparecer una molestia enorme y esto es completamente normal. En efecto, durante esta etapa del duelo es probable que se busquen culpables, pero acá lo importante es, no sólo reconocer la rabia, sino también aceptarla.

 

  • Negociación

Para afrontar el duelo durante esta etapa se podría fantasear. Por medio de la negociación se busca encontrar una solución a la pérdida. Aunque muy en el fondo se sepa que no es posible revertir la situación que ha acontecido.

 

En esta parte, las personas tienden a reflexionar acerca de los pros y los contras que ha tenido la pérdida para ellas. Esta puede llegar a ser una de las fases más agotadoras del duelo.

 

  • Dolor emocional o depresión

Por lo general, es inevitable que una pérdida nos cause tristeza. En consecuencia, podría ser una etapa confusa porque cuando suele ocurrir, ya el evento que ha producido el duelo tiene algún tiempo de haber ocurrido. No obstante, además de la tristeza, se puede sentir incertidumbre hacia el futuro y una sensación de profundo vacío.

 

Para esta fase la persona podría encontrarse agotada y sin ánimos, pudiendo aparecer incluso, depresión en algunos casos.

 

  • Aceptación

Esta sería la última etapa del duelo, y puede ser el momento oportuno para asumir que la pérdida es inevitable e irreparable. Así pues, se puede reconocer porque se cambia de punto de vista en cuanto a la pérdida.

 

Ahora, es importante que no se confunda la etapa de la aceptación. Pues esta no se trata de que ya se olvidó lo que pasó, sino que se comienza a asimilar que hay que aceptar lo que ha sucedido y que no se puede cambiar.

 

Por lo general, los duelos pueden tener una duración de seis meses a un año, aunque en algunos casos este podría extenderse si no son abordados de forma correcta.

 

¿Cómo superar el duelo?

 

Aunque puede parecer muy fácil, asimilar una pérdida nunca será una tarea sencilla. Esto se debe a que nunca estamos preparados para las pérdidas, mucho menos cuando se trata de seres queridos. Y por más que sepamos que son inevitables, y que nada en esta vida es para siempre, es inevitable sentirse mal.

 

Por lo tanto, en primer lugar, debemos tener en cuenta que, aunque existe un promedio de duración del duelo, cada persona tiene su propio proceso y debe respetarse. No debes presionarte, al contrario, debes recordar que cada uno tiene sus propios tiempos. Y lo más importante es sanar haciéndolo de forma correcta.

 

Para saber cómo afrontar el duelo, en este post te dejaremos algunas herramientas para afrontar el duelo. Herramientas que pueden ser de gran ayuda en caso de que algún conocido o tú, puedan estar pasando por este proceso.

 

  • Acepta el duelo

Lo primordial es aceptar que tendrás que vivir todo este proceso, aceptando que mientras dure será doloroso, pero no es para siempre. En estas circunstancias, trata de no sentirte culpable por estar triste, pues tu estado de ánimo volverá a ser el mismo que antes, luego de que todo haya pasado.

 

  • Acepta lo que sientes

Las pérdidas podrían traer múltiples sentimientos, y no está escrito el cómo debería ser la forma exacta de vivir un duelo. Es por ello que debes aceptar la tristeza y normalizarla, sin juzgarte ni sentirte culpable por esto.

 

  • No reprimas el llanto

Seguramente habrás escuchado que, si no lloramos, nos inundamos por dentro y es cierto. Llorar puede ser muy liberador, por lo que no debes tener miedo de hacerlo y mucho menos reprimirte.

 

Llora cuando sientas ganas de hacerlo, deja fluir ese dolor y así evitarás problemas mayores como la ansiedad o una tristeza mucho más profunda.

 

Verás que luego de llorar podrás sentirte un poco más liberado y tranquilo. Sin embargo, aunque es posible que el llanto se haga presente en reiteradas ocasiones, ten presente que cada vez será menos recurrente.

 

  • Comunícate y busca compañía

La soledad no es buena compañera, mucho menos en un momento de duelo. Es por ello que una de las actividades para afrontar el duelo es compartir lo que te está ocurriendo. Ya que puede producirte un gran alivio. Puedes conversar con amigos o familiares, especialmente con personas de confianza.

 

Quizás no tengas ganas de ver a nadie y es completamente válido y entendible, pero no es recomendable pasar largos periodos de aislamiento. Así pues, te sorprendería saber que en ocasiones puedes encontrar apoyo en quien menos lo pienses.

 

  • Busca ayuda profesional

Hay duelos que pueden extenderse más de lo estimado, y por lo general ocurre porque las personas no cuentan con el acompañamiento adecuado. Si estás pasando por una situación de este tipo, es conveniente buscar ayuda profesional para sobrellevar y afrontar un duelo de la mejor manera posible.

 

Aunque el duelo es algo complicado, es posible superar esta etapa

 

En la actualidad, muchas personas que pasan por un duelo toman la decisión de medicarse para “no estar triste”, o para “no sufrir”. Sin embargo, el dolor emocional no se puede posponer ni mucho menos evitar, por lo que la terapia psicológica debería ser la opción a escoger para encontrar las mejores herramientas para afrontar el duelo.

 

Si estás atravesando por un duelo y necesitas ayuda, en Astronauta Emocional somos un grupo de psicólogos dispuestos a orientarte. Escríbenos para agendar una cita con nosotros y para que #HablemosDeEmociones.

Tags: