Duelo laboral; ¿cómo enfrentarlo?

Duelo laboral; ¿cómo enfrentarlo?

Hace algún tiempo, la palabra duelo estaba más asociada a la muerte, es decir, al proceso emocional que vivimos cuando alguien cercano fallece, pero, poco a poco, este concepto ha ido evolucionando. Actualmente, cuando decimos duelo, sabemos que nos referimos más bien a una pérdida, por ejemplo, piensa en el proceso que pasas cuando te cambias de casa, Astronauta. Aunque, a lo mejor, esa mudanza ya es algo que deseabas, pero puede ser que pases por el proceso de duelo porque ya no vas a ver a tu vecina con la que tenías una buena amistad; porque ya no podrás pasear a tu perrito en ese parque que les gusta tanto; porque ya no verás a tus marchantes del mercadito, etc. Como ves, ese cambio también es un duelo. Y así como ése, existen otros más, como la pérdida de una mascota 🐶, el diagnóstico de una enfermedad, o la pérdida de un empleo, duelo del que hablaremos en este blog. 

Índice de contenidos

¿Qué es el duelo laboral?

El duelo laboral, como su nombre lo indica, es el proceso emocional o psicológico que enfrentamos cuando perdemos un empleo. Quedarse sin trabajo, implica muchas emociones, pero una de ellas es el estrés, pues, aunque nosotros hayamos decidido renunciar, existe cierta incertidumbre de si vamos a encontrar chamba rápido, si el clima laboral será bueno, si vamos a poder sacar los gastos este mes sin ese sueldo 😵‍💫. Recuerda que sentir mucha angustia por periodos prolongados, nos puede llevar a padecimientos un poquito más de cuidado, como la ansiedad, así que aguas, Astronauta 👀.

Hay que reconocer que el proceso de duelo sí cambia un poquito dependiendo de si fue despido o renuncia, aunque en ambos casos sí existe una pérdida, veamos con mayor profundidad cada uno, más adelante.

Fases del duelo

Primero, hay que entender cuál es el proceso del duelo, aquel por el que pasamos todos, después, revisaremos cuáles son las diferencias entre el proceso de duelo por despido y por renuncia.

Negación

En esta fase del duelo piensas que a lo mejor, la decisión no es taaaan definitiva, que chance y te pueden hablar para darte la buena noticia de, contra todo pronóstico, puedes regresar a chambear ahí. Tal vez busques estar en contacto con tus amix del trabajo, saber del día a día, de los cambios que han habido, pero, Astronauta, esta es una respuesta al shock que estás viviendo por el cambio. Toma en cuenta algo súper importante: si aún quieres volver al trabajo, lo indicado sería que mejor tomes tu distancia, para que puedas llegar a la aceptación más rápido y avances en tu duelo 🥺.

Ira

Puede ser que aquí vivas la ira porque te despidieron, porque te dieron un trato injusto, porque la convivencia era pesada o porque el salario que percibías era muy bajo para toooodo lo que hacías. Estos son algunos motivos, pero pueden ser varios más. En esta fase del duelo podrías pensar y enfocarte en todos los puntos negativos de ese trabajo. Astronauta, es totalmente válido lo que sientes. Aquí, tu mejor aliada será la gestión emocional, es decir, no reprimir tus emociones y darte permiso de expresarlas, eso sí de una manera asertiva, en la que no afectes tu integridad o la de las personas del ex-trabajo. Ya sabes, nada de generar violencia o situaciones que puedan ponerte en riesgo a ti o a los demás, en este punto la asertividad será clave 👀.

Negociación

En esta fase del duelo ya nos va cayendo el veinte de lo que está pasando, comenzamos a aceptar y asimilar que ya no hay vuelta atrás, que no volveremos a trabajar en ese lugar. Puede ser normal que en esta etapa pensemos mucho en los hubieras, ¿qué pasaría si hubiera pasado esto, en lugar de lo otro?, ¿habría acabado de una manera diferente todo esto?, ¿seguiría trabajando ahí?, ¿y si yo no hubiera hecho tal cosa? 🤔 y más y más preguntas que seguro pueden pasar por tu mente. Tú tranqui, Astronauta, porque en esta fase también puedes ir fijando tu vista hacia el futuro, lo cual será importantísimo para que no te quedes estancado 👌.

Depresión

Aquí es importante señalar que nos referimos a la fase del duelo y no al padecimiento o al diagnóstico clínico de la depresión, si quieres saber más sobre este padecimiento, da clic aquí. Como ya lo hemos platicado, el cambio de empleo es una pérdida a fin de cuentas 😔, por lo que estar tristecillo es normal. En este punto puedes recurrir a tu red de apoyo como familia o amix, que puedan escucharte sin juzgarte. Desahogarte y expresar lo que sientes es super importante, así que si de repente sientes ganas de llorar, también se vale 😉.

Procura seguir con tus rutinas, Astronauta, mantenerte ocupado puede ser de ayuda, por ejemplo, puedes buscar algunas capacitaciones gratuitas en línea, hacerle mejoras a tu currículum 🤓, e incluso, es una buena oportunidad para preguntarte hacia donde quieres llevar tu carrera profesional. 

Estos ejemplos son sugerencias relacionadas con el quehacer laboral, pero también, puedes iniciar actividades personales para mantenerte activo, como: clases de baile, hacer ejercicio 🏃🏼‍♀️, tocar algún instrumento o solo ir al parque a caminar, esto dependerá de tus gustos y afinidades.

Ahora que si sientes que esta situación de duelo te está sobrepasando, la terapia siempre será una gran opción a la que puedes acudir.

Aceptación

Esta es la fase final del duelo. Aquí ya hay una aceptación real, ya no buscas o imaginas volver a tu antiguo trabajo, sino que te interesan nuevos proyectos y hasta te hacen ilusión 😊. Si miras atrás, ya no tienes ningún sentimiento de rencor hacia la empresa, tus jefes o compañeros, porque ya sanaste tu relación con todos ellos,

incluso puedes sentir agradecimiento por la experiencia y aprendizajes que te dejaron. Ves las cosas con más optimismo y eso está súper cool porque lo puedes proyectar en tus entrevistas laborales 😎.

Tipos de duelo laboral

Comencemos con las similitudes, Astronauta. Como ya te platicamos, ambos involucran pérdidas, como los compañeros de trabajo porque, quieras o no, convivir con tu equipo de trabajo tanto tiempo, sí te lleva a acostumbrarte a ellos y, si el ambiente laboral es bueno, la pérdida de esas personas te puede ocasionar mucha tristeza 💔; otra pérdida sería el cambio en tus tareas, igual y ya estabas súper acostumbrado a hacer tus labores y, ahora, tendrás que acoplarte a nuevas labores, nuevos procesos y nuevas metodologías 😧. Por otro lado, también se pierde el lugar de trabajo, o sea, el espacio físico. Estas son algunas pérdidas que tienen en común el duelo por despido y el duelo por renuncia, pero ahora veremos cuáles son las diferencias:

Duelo por renuncia

En este tipo, puede ser que la persona viva el duelo antes de la pérdida de trabajo. Pongamos un ejemplo: supongamos que una persona decide renunciar porque el sueldo es muy bajo y no se siente valorada en su trabajo. Muy probablemente, la fase de negación e ira, la viva al estar trabajando, cuando se da cuenta de que no la valoran o de que sus labores merecen un mejor sueldo 😥. Aquí, la negociación podría ser cuando la persona piensa que sus condiciones laborales van a cambiar (y si lo hacen, qué cool), pensando que “no está tan mal” o que, en realidad, lo que más valora de esa chamba es el buen clima laboral, poder ver a sus amix y echar chismecito en la ofi. La fase de la depresión sería cuando se da cuenta que nada cambia y que, por mucho que le guste el ambiente, ya no le conviene quedarse ahí 😔. En este punto, probablemente le podríamos agregar otra fase al duelo antes de llegar a la aceptación, esta etapa sería la de la revisión; en esta, la persona constantemente está evaluando su trabajo o, incluso, buscando otras vacantes para hacer una evaluación de qué es lo que más le conviene. Finalmente, se daría la deserción al mismo tiempo que ocurre la aceptación.

Duelo por despido

Aquí sí, el duelo podría darse en el mismo orden y las mismas fases que un duelo más general, o sea: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. En este, algunas etapas pueden ser más complicadas que en el duelo por renuncia, por ejemplo, la fase de la depresión o la ira, ya que aquí, el factor que hace un poco más difícil todo, es lo inesperado 😮. Si el despido te agarra por sorpresa, es muy fácil que el shock que la noticia te ocasione, haga que estas dos fases sean más intensas, incluso puede afectar un poquito tu confianza o autoestima. Es normal que te llegues a preguntar cosas como “¿qué hice mal?” o “¿cuál fue mi error?” pero, Astronauta, los motivos por los que ocurren los despidos pueden ser muchos y muy diversos, no necesariamente se trata de ti, pero, aún así, aquí te dejamos unos tips para mejorar tu autoestima, nunca está de más 😉. Ahora que si de plano piensas que te afectó más de lo que esperabas y que andas demasiado agüitado, recuerda que la terapia siempre es una buena alternativa para estos casos.

¿Cómo afrontar el duelo laboral?

Como ya te hemos contado, el duelo laboral es una pérdida que puede te desestabilizar un poquito y es súper normal, por ello, aquí te damos algunas recomendaciones para que este golpe no sea tan fuerte y puedas salir bien librado de este proceso, ¡vamos allá! 🚀

🚀No te lo tomes personal: reconozcamos algo, Astronauta, los despidos son más comunes de lo que pensamos, se pueden dar por un montón de razones y, casi nunca, tienen que ver con nosotros como personas. Puede ser que sea por recortes de presupuesto o, tal vez, tu perfil profesional ya no queda bien con los nuevos objetivos o valores de una empresa, pero ahí está la clave: perfil profesional, es decir, no fue una decisión personal, fue una decisión profesional.

🚀Siente tus emociones: ya te explicamos las emociones que podrías vivir en el duelo, pero lo que importa mucho, es que no las reprimas, Astronauta. Además de recurrir a tu red de apoyo, puedes utilizar diversas herramientas para reconocer tus emociones y expresarlas, por ejemplo, escribir cómo te sientes te puede ayudar a procesar las emociones encontradas. Recuerda que está bien no estar bien siempre, así que si te quieres echar tu lloradita, se vale, nomás procura avanzar después de eso y seguir con tus rutinas y planes 👌.

🚀Evalúa tu posición: o en otras palabras, haz cuentas y nos referimos a calcular todos tus gastos y considerar el dinero con el que cuentas. Si tienes ahorros, calcula cuánto te pueden durar, también  toma en cuenta otras fuentes de ingreso como apoyos gubernamentales o algo similar, de esta manera puedes ir pensando cuál será tu siguiente paso. Igual y tienes una cantidad buena de ahorro, por lo que te puedes permitir un descanso antes de buscar trabajo. 

🚀Toma acción: vivir el duelo y expresar lo que sientes es una cosa, pero quedarte estancado y quejándote por esta situación es otra completamente distinta. Es momento para tomar acción, poner guapo ese CV y emprender tu búsqueda hacia ese nuevo empleo 🚀. Si vas a detenerte, que sea para analizar tu próximo movimiento y no porque te quedaste paralizado. Si quieres iniciar un negocio propio, por ejemplo, el paso anterior te ayudará a saber si tienes los recursos necesarios para hacerlo.

🚀Haz nuevos propósitos: tener un empleo con horarios y funciones establecidas, te ayuda a tener una rutina ya estructurada, pero sin ese empleo, tus rutinas se verán afectadas. Si te propones objetivos nuevos, es más fácil que obtengas nuevas rutinas que te permitan alcanzarlos. Además, esta es una oportunidad para evaluar qué hábitos te parecen súper cool y deseas conservar y cuáles optarías por ya no hacerlos 👀. Este es el momento oportuno para reinventarte.

🚀Enfócate en lo positivo: acuérdate, amix, tal vez en esta situación, nosotros no tenemos control con lo que pasa, pero sí controlamos cómo responder a eso que se sale de nuestras manos. La tristeza, el enojo y otras emociones similares, son muy normales y se vale sentirlas, pero no te enfrasques en los pensamientos de desesperanza. Mejor, concéntrate en que chance y encuentras un trabajo mucho mejor que el que tenías y, mientras eso sucede, vele el lado bueno a la situación: a lo mejor ya tienes más tiempo para ti o para pasar tiempo con tus seres queridos.

Astronauta, ningún duelo es sencillo de afrontar, pero si cuentas con las herramientas y apoyo suficientes para afrontarlo, podrás salir super bien librado de proceso. Estos son algunos tips que te pueden ayudar, pero recuerda que cada persona es diferente y vive los procesos a su manera. Y como siempre te decimos, si consideras que está situación te está sobrepasando, acude con un especialista de la salud mental, en Astronauta Emocional estamos listos para ayudarte.